7 obstáculos comunes que la pyme debe superar al apostar por la internacionalización

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

7 obstáculos comunes que la pyme debe superar al apostar por la internacionalización

17.04.2017

Autor: Javier Moronatti

Temática: Internacionalización

La falta de experiencia en el exterior o el desconocimiento del mercado en el que se pretende desembarcar pueden jugar una mala pasada al saltar fronteras.

Que el negocio marche tan bien que se presente la disyuntiva de lanzarse o no a conquistar a nuevos mercados es un sueño para muchos empresarios. “¡Bendito problema!”, exclamaría más de uno. Sin embargo, también es necesario tomar ciertas precauciones para que el desembarco no acabe en naufragio.

En este sentido, conviene tener en cuenta los obstáculos más habituales que suelen aparecer y que la firma de servicios profesionales EY (antes conocida como Ernest & Young) ha incluido en el estudio Expansión internacional: una hoja de ruta para crecer fuera de tus fronteras. Son los siete que figuran a continuación.

Apostar todo a una carta

 El empresario debe contar siempre con un plan B por si el proyecto de expansión falla. Del mismo modo, tiene que medir los riesgos para el conjunto del negocio y cerciorarse de que la operación exterior no lo arrastre hacia el fracaso.

 Distraerse en factores no estratégicos

 Hay que evitar elegir el nuevo mercado en función de la comodidad geográfica o de los contactos personales; al menos, hacerlo sólo por esos motivos. Factores de ese tipo no deben llevar a que se deje de lado una cuestión prioritaria: en qué lugar encaja mejor la estrategia del negocio o a qué país o región puede ésta amoldarse con éxito.

 Entrar en un nuevo mercado sin hacer los deberes

¿Cuenta el destino con perspectivas demográficas o de crecimiento económico óptimas? Son sólo un par de ejemplos de las preguntas que el emprendedor exterior debe hacerse a sí mismo. Puede resultar muy útil ponerse en contacto con clientes potenciales, así como con agencias de inversión locales para comprobar si el producto o servicio puede ser atractivo en el mercado en cuestión.

Subestimar las barreras culturales

Al hablar de China, por citar el caso más manido, siempre surge el asunto de las diferencias de mentalidad. Para evitar que el desconocimiento juegue una mala pasada a la pyme es muy recomendable apoyarse en asesores con experiencia, que conozcan la cultura del lugar, o en agentes locales.

Fiscalidad y regulación

Seguramente uno de los temas más espinosos y que ha truncado unos cuantos proyectos de expansión internacional. Por ello, es imprescindible conocer las obligaciones del país en términos de contabilidad e impuestos.

Miopía de producto o mercado

“Es peligroso dar por sentado que un producto o servicio que ha tenido éxito en el propio mercado triunfará igualmente en cualquier otro lugar”, avisan desde EY.

Gestión del talento

“Además de un equipo de gestión fuerte, los emprendedores también necesitan fuerza laboral local. Por ello, una estrategia local de gestión del talento ayuda a evitar problemas”, concluyen.

¿Quieres dejar un comentario?