INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

Biotech Foods, la empresa vasca que quiere competir con Bill Gates, Richard Branson y Sergey Brin en el sector de la ‘carne cultivada’

23.11.2018

Autor: Javier Moronatti

Temática: Ventas

La previsión es que el producto, que se crea en laboratorio a través de ingeniería de tejidos, evita el sacrificio de animales, carece de grasas y de antibióticos, y es más respetuoso con el medio ambiente que la ganadería tradicional, esté en el mercado en 2021.

Coches que vuelan o que no necesitan conductor, impresoras capaces de crear casi cualquier objeto, viajes a Marte… El futuro que presagiaban películas como 2001: una odisea del espacio o Blade Runner ya es presente. También en la industria de la alimentación. Prueba de ello es la llamada ‘carne cultivada’, denominación que hace referencia a la variedad de este producto que se crea en laboratorio. Quizá te suene a ciencia-ficción -tal y como los avances citados en las primeras líneas- o a una iniciativa un tanto peregrina o artificial, pero hay varios argumentos que la respaldan. De entrada, que magnates como Bill Gates, Richard Branson y Sergey Brin, cofundadores de Microsoft, Virgin y Google respectivamente han invertido en el sector. Por si fuera poco, las previsiones son contundentes: un 1% de la cuota de mercado en la carne que se consuma a escala mundial dentro de tres años -lo que supone un nada desdeñable montante de 8.700 millones de euros- y un 8% en 2030.

Competir con los grandes

En un escenario tan llamativo y global se ha plantado Biotech Foods, a cuyos fundadores –Carlos Villalain, Mercedes Vila Juárez y Pablo Munilla– y otros ejecutivos –Mónica Cicuéndez y José María Pitarke– no les da vértigo apuntar tan alto. Aprovechando la ingeniería de tejidos, en esta empresa creada en febrero de 2017 aspiran a tener ‘carne cultivada’ en el supermercado en 2021 bajo el nombre comercial de Ethica Meat y en múltiples formas: salchichas, albóndigas, hamburguesas, etc. A pesar de que los competidores son temibles y cuentan con un bolsillo más que solvente, Biotech Foods está tratando de hacerse hueco sin intención de sustituir a la ganadería tradicional, sólo con la de presentar una alternativa a la misma.

Aunque sus directivos siguen buscando recursos financieros para hacer realidad la fabricación industrial -que se basa en el crecimiento de células sin modificación genética-, el proyecto ya despierta interés y credibilidad en diferentes organismos locales, autonómicos y estatales, que han desembolsado 600.000 euros para apoyar a la empresa.

El crecimiento de la población, clave para el sector

Parte de este presente tan cambiante y de lo que está por venir es una demografía al alza. Así, la población mundial rondará los 10.000 millones de personas en 2050, según cálculos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO). Ello supondrá un incremento de la demanda de carne del 70%, añaden desde esa misma organización.

El precio de la ‘carne cultivada’

Son muchos los aspectos positivos de este negocio, pero aún no ha llegado que sea capaz de competir con la ganadería en términos económicos. Al menos hasta el momento, la carne creada en laboratorio es más cara.

Asimismo, también está por ver el grado de aceptación del público, pues hay personas que opinan que se trata de un producto no natural, a pesar de que cuenta con los permisos y las garantías pertinentes de las autoridades.

Ventajas de la carne fabricada en laboratorio

Sin embargo, este producto cárnico cuenta con considerables puntos a favor. En primer lugar, evita el sacrificio de animales, así que tendrá acceso al mercado vegetariano. Además, carece de grasas y de antibióticos -de ahí que también se la conozca como ‘carne limpia’-, por lo que es más sana que la tradicional, que está relacionada con la obesidad o los fallos cardiovasculares, entre otras enfermedades o dolencias. Finalmente, la ‘carne cultivada’ es más respetuosa con el medio ambiente que la ganadería, que produce el 25% del consumo de tierra y agua del planeta y genera el 15% de los gases de efecto invernadero. A esa sostenibilidad hay que añadir, según agregan desde la propia Biotech Foods, que la carne creada en laboratorio es “nutritiva, natural y sabrosa”.

¿Quieres dejar un comentario?