INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

Claves de la legislación española sobre drones

14.06.2018

Autor: Javier Moronatti

Temática: Regulación

Descubre la normativa que se aplica a los operadores profesionales de aeronaves no tripuladas, que son de forma mayoritaria pymes y autónomos.

El negocio de los drones está disparado. Además, con las pymes y los autónomos como principales protagonistas. No en vano, el 93% de los profesionales dedicados a los aviones no tripulados se declara trabajador por cuenta propia, pequeña empresa o mediana, según el Barómetro del sector de los drones en España, que elabora el portal especializado todrone.com. Hasta existe, al menos, una incubadora especializada en el sector.

Ante tal crecimiento, y teniendo en cuenta los riesgos derivados de esta actividad, el ya anterior Gobierno aprobó nueva normativa al respecto, que fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado mes de febrero. Si estás interesado en el negocio de los drones o ya eres operador, pueden resultarte útiles las siguientes claves de la legislación española sobre drones.

Requisitos para ser operador profesional de drones

Para hacer trabajos con aviones no tripulados es necesario estar dado de alta en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) como operador, contar con un título de piloto, haber realizado el correspondiente estudio de seguridad genérico o específico que se pueda presentar ante la citada institución y disponer de un seguro de responsabilidad civil.

¿Hasta qué altura es legal volar con un dron?

La regla general especifica que no se puede pasar de 120 metros, pero esta altura podrá superarse cuando los objetos que estés sobrevolando se encuentren a menos de 150 metros de la aeronave.

¿En qué casos podrás sobrevolar una ciudad?

“El vuelo en zonas urbanas y sobre aglomeraciones de personas estará permitido siempre que la aeronave no sobrepase los 10 kilos al despegue, la operación se realice dentro del alcance visual del piloto y se guarde una distancia horizontal mínima de 50 metros con edificios y personas. Estas operaciones deberán realizarse, como mucho, a 100 metros de distancia del piloto y a una altura que no supere los 120 metros sobre el obstáculo más alto dentro de un radio de 600 metros desde la aeronave. La zona deberá estar acotada por la autoridad competente”, explican desde el portal ya mencionado.

¿Cuándo se pueden hacer vuelos nocturnos?

Para este tipo de operaciones se necesitará solicitar una autorización a la AESA, con el correspondiente estudio de seguridad específico. En el mismo se detallarán las limitaciones que tendrá el vuelo en condiciones de poca luminosidad.

¿En qué circunstancias se permite el vuelo recreativo?

El vuelo no profesional con drones se aplica a aquellos dispositivos para los que no se necesita tener una licencia de piloto para volarlos. Pero hay que cumplir ciertas condiciones:

  1. En general, habrá que volar de día y con buenas condiciones meteorológicas, aunque la legislación establece que, si el peso del dispositivo es de menos de dos kilos, podrá hacer vuelo nocturno, siempre sin superar los 50 metros de altura.
  2. En ningún caso, aunque no estemos en ciudades, se podrán sobrepasar los 120 metros de altura desde el suelo y el dispositivo siempre tendrá que estar dentro del alcance visual del piloto.
  3. No está permitido volar cerca de aeropuertos o aeródromos ni dentro de espacios aéreos controlados.
  4. El vuelo en ciudades está permitido para los dispositivos de menos de 250 gramos cuando los drones no superen los 20 metros de altura.
  5. La ley señala que no es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil, pero las autoridades lo creen recomendable.

Finalmente, cualquier tipo de dron, sea de uso recreativo o profesional, deberá llevar una placa identificativa, a modo de matrícula de los vehículos terrestres a motor. Además de ser ignífuga, en ella deben constar “el nombre del fabricante, el tipo, el modelo y, en su caso, el número de serie, así como el nombre del operador y los datos necesarios para ponerse en contacto con él”, concluyen desde todrone.com.

¿Quieres dejar un comentario?