Cómo ahorrar energía en la pyme (I)

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

Cómo ahorrar energía en la pyme (I)

05.02.2018

Autor: Javier Moronatti

Temática: Gestión

Descubre varios trucos para reducir el consumo energético en las pequeñas y medianas empresas.

La factura energética es uno de los gastos fijos de cualquier pequeña y mediana empresa y que, en determinados casos, supone un gran desembolso. Como es lógico, depende de la actividad de la pyme, del lugar donde ésta se encuentre, del sector en el que opere o de las necesidades particulares del negocio, entre otros factores, para aplicar unas medidas de ahorro energético u otras. No obstante, existen algunas recomendaciones generales que pueden ser útiles para la inmensa mayoría de las empresas. Son las que figuran en ‘Ahorra energía’, una guía editada por la Consejería de Desarrollo, Economía e Innovación de La Rioja para ayudar en ese sentido.

Realizar una auditoría energética en el negocio

El Real Decreto 56/2016, que transpone la Directiva 2012/27/UE sobre Eficiencia Energética, obliga a las grandes empresas a someter sus instalaciones y procesos a una auditoría energética; siendo voluntaria su aplicación en las pymes. “Sin embargo, es cierto que el ejercicio de analizar qué, cómo, cuándo y dónde consume tu empresa puede ayudar a las pymes a ahorrar hasta un 30% en costes energéticos si se adoptan las medidas necesarias”, señalan desde el citado departamento del Gobierno riojano. Las auditorías son realizadas por parte de técnicos especializados y pueden dividirse en dos partes:

– Estudio de la situación actual, con análisis de costes y usos.

– Identificación de las áreas, equipos o instalaciones susceptibles de mejora con una lista de posibles medidas que puedan aplicarse.

Además, resulta aconsejable tratar de detectar los sumideros de energía, a través de la monitorización y medida de los sistemas de consumo, con el fin de ahorrar ambiental y económicamente, reinvirtiendo ese sobrante en nuevas medidas y/o mecanismos de eficiencia energética. La monitorización de una empresa puede generar un ahorro de hasta un 20% en sus costes energéticos sin necesidad de invertir recursos, sólo a través de la concienciación y la responsabilidad empresarial. Este ahorro puede ser mayor si se instalan equipos de eficiencia energética: baterías de condensadores, economizadores, etc.

Revisar los contratos

Otra de las medidas es comprobar la potencia contratada y verificar que es la adecuada para el equipamiento: ordenadores, iluminación, impresoras, etc. También conviene optimizar la tarifa eléctrica y de gas mediante un análisis cuantitativo y cualitativo de la factura. “Un análisis de precios y un estudio cualitativo de la factura eléctrica de las pymes puede generar importantes ahorros en los costes de energía eléctrica y de gas”, aseguran desde la institución mencionada.

Asimismo, es preciso cerciorarse de que las instalaciones eléctricas se encuentren en perfectas condiciones: una mala instalación, además de peligrosa, puede disparar el consumo eléctrico.

De la misma manera, puede ser de ayuda sectorizar el cuadro eléctrico para optimizar consumos y adecuarlos a las necesidades requeridas.

La importancia de la iluminación artificial

En este campo te recomendamos lo siguiente:

– Durante el día aprovecha la luz solar manteniendo abiertas cortinas y persianas. Ahorrarás en luz y también en calefacción si es invierno.

– Instala lámparas LED o bombillas de bajo consumo. Éstas tienen un precio mayor pero consumen hasta cuatro veces menos energía y duran diez veces más que los focos normales.

– Limpia habitualmente bombillas y lámparas para evitar que el polvo bloquee la intensidad de su luz también es muy recomendable.

– Pinta los techos y las paredes con tonos claros hará que la iluminación se refleje y distribuya mejor.

– Instalar sensores de presencia para evitar mantener las luces ineficazmente encendidas.

Continúa …

 

¿Quieres dejar un comentario?