Cómo ahorrar energía en la pyme (II)

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

Cómo ahorrar energía en la pyme (II)

06.02.2018

Autor: Javier Moronatti

Temática: Gestión

Descubre varios trucos para reducir el consumo energético en las pequeñas y medianas empresas.

¿Te echas a temblar cada vez que te llegan las facturas energéticas de tu empresa? Pues las siguientes líneas te interesan. Siguiendo con las recomendaciones que ya comenzamos en una entrada anterior, allá van más consejos generales que pueden ayuda a la mayoría de las empresas a reducir su consumo de electricidad, agua, gas, etc. De la mano de la Consejería de Desarrollo, Economía e Innovación de La Rioja,  que ha editado la guía ‘Ahorra energía’, ofrecemos claves sobre cómo ahorrar energía en la pyme.

Ahorrar en la climatización

– La sustitución de los sistemas de climatización por otros de alta eficiencia energética, como calderas de condensación o bombas de calor de alta eficacia, puede suponer un ahorro de hasta del 40% de energía respecto a sistemas convencionales.

Regular la temperatura del aire acondicionado, así como el de la calefacción para conseguir un mayor ahorro. Una temperatura de 20 grados en invierno y 24 grados en verano permitirá recortar costes.

– Si es posible, establece una climatización zonificada. Así, en cada área puede fijarse la temperatura dependiendo de factores como el tipo de trabajo que se realice en ella.

– Considera la alternativa de utilizar energía solar térmica si en tu empresa es necesario consumir agua caliente.

Utiliza equipos de proceso de alta eficiencia o con tecnología más avanzada. El uso de equipos obsoletos, además de consumir más, requiere de un mayor mantenimiento. Revisando el aislamiento térmico de la empresa puedes reducir hasta en un 30% el consumo energético.

– Medidas como el doble acristalamiento, la correcta separación de las zonas frías de las zonas calientes, evitar las corrientes de aire o recubrir las tuberías y superficies que generan pérdidas de calor, como hornos de proceso, con material aislante, son algunas de las actuaciones que deberían llevarse a cabo.

Ahorro de energía en procesos

De la misma manera, te recomendamos:

Aprovechar los sistemas de recuperación de calor. Las altas temperaturas de ciertos procesos industriales generan calor residual, que puede ser aprovechado. Así, puede ahorrarse en distribución y generación de aire comprimido con medidas tales como la eliminación de fugas, la optimización de presiones necesarias, el uso de calor sobrante de compresores etc. Esa previsión puede dar lugar a un ahorro de hasta del 20% del consumo eléctrico en este tipo de instalaciones.

Ahorro y eficiencia energética en motores. Algunas medidas posibles serían elegir o revisar la correcta potencia del motor, sustituir por motores de alta eficiencia o instalar variadores de velocidad.

Ahorro y eficiencia en hornos. “Optimizar su llenado aprovechando al máximo su capacidad mediante una programación que reduzca al mínimo calentamientos y enfriamientos, mejoras de su aislamiento, ajustar temperaturas al mínimo necesario, etc.”, aconsejan desde el citado departamento del Ejecutivo riojano.

Ahorro y eficiencia energética en flotas de vehículos. Formar en el manejo eficiente a conductores, el adecuado mantenimiento y puesta a punto (inflado de neumáticos) o revisar y programar viajes optimizando ocupantes y carga, entre las claves.

Mejorar los hábitos de consumo

En último lugar, también puede ser útil que desconectes los aparatos eléctricos que no se estén utilizando. El ahorro estimado por apagar por completo los aparatos y no dejarlos en espera puede suponer para una pyme unos 60 euros anuales. Asimismo, te aconsejamos que desenchufes siempre los cargadores de teléfonos móviles o los ordenadores cuando no los utilices. Finalmente, te recomendamos que apagues las luces cuando no son necesarias, aunque parezca obvio, pero es un despilfarro muy habitual.

¿Quieres dejar un comentario?