El plan de viabilidad frente a situaciones de insolvencia, una herramienta clave para salvar la vida de la pyme

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

El plan de viabilidad frente a situaciones de insolvencia, una herramienta clave para salvar la vida de la pyme

08.05.2017

Autor: Javier Moronatti

Temática: Gestión

CEOE y CGE editan una guía que ofrece diferentes claves sobre cómo actuar cuando el negocio carece de recursos para satisfacer las deudas.

El plan de viabilidad de una empresa puede tener diferentes usos para distintas circunstancias. Entre éstas, una de las más habituales se refiere al momento posterior al de las ideas, cuando ya se ha dado forma mental al proyecto pero aún hay que comprobar si es posible hacerlo realidad. En contraste con ese episodio positivo e ilusionante aparecen las situaciones de insolvencia, en los que el plan de viabilidad puede resultar imprescindible.

Paso previo al concurso de acreedores

Antes de llegar a una de las últimas estaciones del trayecto vital de una empresa, el concurso de acreedores, lo lógico es que haber comenzado el análisis de la viabilidad de la misma, sea porque se ha iniciado ya un proceso extrajudicial de negociación con los personas a las que se les adeuda alguna cantidad, sea porque la situación de insolvencia exige dicha medida.

Descubre cómo gestionar el cese de actividad de una empresa

Pero, si ello no se ha realizado, la preparación de la solicitud del concurso debería ser la ocasión para hacerlo. Si el escenario futuro es de continuidad de la empresa, es conveniente formular un plan de viabilidad, con las materias que figuran en la Guía de actuación de la empresa ante la insolvencia, editada conjuntamente por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)y el Consejo General de Economistas (CGE), y que son las siguientes:

– Análisis de la evolución reciente de la compañía, con mención especial a la generación y desarrollo de la situación de crisis.

– Diagnóstico externo.

– Análisis de la posición competitiva.

Diagnóstico interno: de las ventas y los clientes, de las adquisiciones de bienes y/o servicios y de los proveedores y las existencias. Además, deberá llevarse a cabo un análisis del proceso productivo y del sistema administrativo y de gestión.

– Modificaciones propuestas en la gestión del circulante, del capital fijo, del capital humano, del capital organizativo (procedimientos de información y coordinación), del relacional (con colaboradores, clientes, proveedores, competidores y aliados), así como en la estructura financiera.

– Cuentas de pérdidas y ganancias, balances de situación y previsión de estados de flujos de efectivo.

– Análisis de sensibilidad, es decir, de las consecuencias de las desviaciones en las hipótesis establecidas.

– Sistema de control del plan de viabilidad.

¿Quieres dejar un comentario?