INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

El SMS, de nuevo, una herramienta útil para las empresas

18.01.2019

Autor: Javier Moronatti

Temática: Marketing

El índice de apertura y lectura de los mensajes cortos es ahora del 98%, muy por encima del impacto que logran los correos electrónicos, las llamadas telefónicas o incluso los ‘whatsapps’.

Aunque sea redundante y hasta una obviedad, el exceso de información acaba por saturar a quien se le bombardea con ella. Es lo que ocurre, por ejemplo, con las llamadas con las que, de forma apabullante, los comerciales de las operadoras de telefonía machacan y persiguen a los potenciales clientes. Lo mismo sucede con determinados correos electrónicos o hasta con algunos mensajes de whatsapp. ¿Cómo actúas, en cambio, si recibes un SMS? Pues lo más seguro es que lo leas inmediatamente, por el sencillo motivo de que, como apenas te llegan mensajes cortos, pensarás que es importante.

Del mismo modo razonan los servicios de emergencia, la Administración, diversas instituciones y organismos públicos, y las grandes compañías, entre otros. En esos enormes entes son conscientes de lo poco habituales que se han vuelto los SMS y de cómo, irónicamente, esa cualidad se ha convertido en su principal fortaleza. No en vano, el 98% de los mensajes cortos son abiertos y leídos por sus receptores, el 90% de los cuales tan sólo en los tres primeros minutos desde su llegada al terminal. ¡Ya quisieran otros sistemas de promoción alcanzar ese impacto! Como consecuencia, el SMS es, de nuevo, una herramienta útil para las empresas.

Los SMS, ¿también en la pyme?

Aunque ese fenómeno de recuperación no es nuevo -el envío de mensajes cortos creció cerca de un 80% entre 2016 y 2017-, sí es relativamente reciente que las compañías hayan retomado el uso de esta herramienta de comunicación. ¿Deben plantearse entonces en las pymes seguir esa línea? Pues, como mínimo, valorarlo. Aunque, eso sí, sin dejar de tener en cuenta el coste de los SMS frente al Whatsapp, que es un instrumento gratuito. Máxime cuando los responsables de esa aplicación tienen en el punto de mira a las empresas para proporcionarles más utilidades. Con todo, se trata de echar cuentas, porque puede ser una inversión que merezca la pena para captar, mantener y cuidar al cliente.

El pasado 3 de diciembre el servicio de SMS (abreviatura de Short Message Service en inglés) cumplió 27 años de edad y, durante largo tiempo, ‘mantuvo su corona’. Hasta que fue destronado por Whatsapp y pareció caer en el olvido como otros avances tecnológicos que, tras un fulgurante comienzo y un sólido desarrollo, pasaron al ostracismo. Ahora, aunque parece imposible que los mensajes cortos recuperen esa preponderancia entre particulares, sí han encontrado un nicho de mercado del que también puede beneficiarse la pyme.

¿Quieres dejar un comentario?