La innovación, la vía para acabar con la baja productividad empresarial en España, según la OCDE

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

La innovación, la vía para acabar con la baja productividad empresarial en España, según la OCDE

13.04.2017

Autor: Javier Moronatti

Temática: Innovación

La institución plantea que los fondos públicos dedicados a I+D se ofrezcan como ayudas y no como préstamos.

Una de las grandes paradojas del mercado laboral español es que se trata de uno de los países europeos en los que más tiempo se pasa en el puesto de trabajo y, al mismo tiempo, se da la circunstancia de que es uno de los miembros de la Unión Europea (UE) con menor productividad. Como es obvio, esta situación repercute sobre el tejido empresarial, que está formado mayoritariamente por pymes.

Esta realidad no ha pasado desapercibida para los especialistas de la Organización para el Comercio y el Desarrollo (OCDE) que han elaborado el último estudio de la institución sobre España, Reformas para un crecimiento inclusivo.

 

La innovación es el camino

Por ello, estos expertos aconsejan que “para impulsar los ingresos de manera sostenible y generar un empleo de mayor calidad, España debe abordar su problema crónico de bajo crecimiento de la productividad promoviendo la inversión empresarial en innovación”.

Considerar las necesidades de los emprendedores

Además, desde la OCDE se recomienda “mejorar la coordinación entre la inversión pública, la inversión bancaria y la procedente de los mercados de capitales con las necesidades de las nuevas empresas y los emprendedores”.

Más ayudas para I+D

De la misma manera -prosiguen-, “parte de los fondos públicos para I+D podrían ofrecerse como subvenciones, y no como préstamos, a fin de que la financiación pública apoye a las empresas en su etapa inicial de desarrollo, cuando la financiación del mercado es más escasa”.

“Asimismo, es necesario mejorar el marco regulatorio para potenciar la competencia y reformar las leyes de insolvencia con el objetivo de permitir una circulación del capital más ágil y menos costosa”, concluyen.

¿Quieres dejar un comentario?