Las 'startup' se hacen sanas

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

Las ‘startup’ se hacen sanas

13.11.2017

Autor: Víctor Ibáñez

Temática: Innovación

El 8,5% de las 3.000 ‘startup’ que existen en España emprenden en el sector de la salud, un ámbito que en los últimos años está creciendo a un ritmo anual del 53%. Ante este crecimiento exponencial de las ‘startup’, surge la necesidad de conocer cuáles son los principales puntos de mejora y oportunidades de acción para este tipo de empresas.

El incremento de actividad de startup relacionadas con la salud ha sido el motivo principal por el que se ha realizado el informe Mapeo de Iniciativas y Emprendimientos en Salud en España, desarrollado por The Impact HUB en colaboración con Takeda. Se trata de un trabajo de campo que analiza diversas iniciativas y 67 emprendimientos en materia de salud, enfocadas en empoderamiento del paciente y humanización de la atención sanitaria en nuestro país.

Salud y emprendimiento

En el informe se han identificado cuatro actores principales que componen el ecosistema de innovación en salud en España: la Industria, los servicios de salud, el sector del emprendimiento, y la Sociedad. “Fomentar la colaboración y permeabilidad de las estructuras organizativas de la industria, sistema sanitario y entorno emprendedor, traería consigo más innovación y con mayor impacto”, asegura Carolina Rubio, coordinadora del  Clúster for Patient Empowerment de The Impact HUB quien también advierte que “conseguir esto requiere un aprendizaje, un cambio de mentalidad personal y organizacional”.

Las conclusiones del informe señalan además que los principales retos de la salud son cada vez más universales o globales, y por lo tanto las soluciones deben ser globales también. Entre las necesidades que el estudio ha detectado, se encuentra atraer a los profesionales sanitarios al mundo emprendedor, facilitando una estructura que les conecte con innovadores externos y les facilite llevar a cabo una labor conjunta de emprendimiento. Además, dentro del sistema sanitario se propone promover iniciativas que establezcan culturas organizativas que permitan estimular la transformación del sistema mientras que en la industria sanitaria, el informe concluye que es necesario que amplíe la visión más allá de los productos y líneas de negocio tradicionales.

Otra de las conclusiones es que para innovar en salud, es más rentable hacerlo en colaboración con otras entidades que de forma individual. “Además de multiplicar el factor de innovación, la cooperación tiene el potencial de acelerar el proceso de innovación y llegar a resultados de mayor impacto de forma más rápida y segura”, explica Carolina Rubio quien también afirma que “seguimos trabajando en ideas que, en origen, parecen tener un alto potencial, pero que no llegan a materializarse o no producen el impacto esperado por no haberlas desarrollado de forma colaborativa con otros agentes del ecosistema de salud”.

¿Quieres dejar un comentario?