INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

Los autónomos cogen menos de la mitad de bajas que los asalariados

28.05.2018

Autor: Javier Moronatti

Temática: Recursos Humanos

El número medio de días perdidos por enfermedad es mayor en los profesionales por cuenta propia que en los empleados al uso: 91 y 39 jornadas respectivamente.

Las cifras nos confirman algo que ya sabíamos: cuando un autónomo se da de baja es porque está enfermo de verdad”, asegura Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, ATA. Aunque la conclusión parece evidente, lo que sí es innegable es que los profesionales por cuenta propia cogen menos de la mitad de bajas que los asalariados.

Así, la incidencia media mensual por cada mil trabajadores en el caso de los autónomos es del 9,22, es decir, sólo nueve de cada mil empleados por cuenta propia se dan de baja por enfermedad cada mes. En comparación con los asalariados, éstos se dan de baja más del doble, hasta un 22,7.

Las bases de cotización, clave

“Por eso es tan importante que los autónomos adecuen en cada periodo su base de cotización a lo máximo que puedan. Porque cuando estén de baja va a ser para largo tiempo y necesitan poder recibir lo máximo posible”, apunta Lorenzo Amor.

Las bajas de los autónomos, más largas

Los trabajadores por cuenta propia que estuvieron de baja por enfermedad en 2017 lo hicieron un promedio de casi 91 días. Esta cifra se acerca al triple de tiempo que la media de días que los asalariados perdieron por enfermedad: una media de casi 39 días. Sin embargo, aunque esos periodos de inactividad profesional son mucho más extensos, los autónomos, como ya se ha destacado, sólo se dan de baja cuando la enfermedad requiere cesar completamente su actividad.

“Un autónomo siempre está pendiente de su negocio”

Los autónomos se dan de baja por enfermedad mucho menos que los asalariados, pero sus bajas son mucho más largas, ya que un autónomo no solicita una baja por un constipado. Un autónomo siempre está pendiente de su negocio y, sólo cuando la enfermedad es lo suficientemente complicada y larga como para impedirle atenderlo, solicita la baja por incapacidad temporal”, desarrolla el presidente de ATA.

¿Quieres dejar un comentario?