INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

¿Necesitas permiso para seguir comunicándote con tus clientes tras la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos?

11.06.2018

Autor: Javier Moronatti

Temática: Gestión

Pymes y autónomos deben optar por dos modelos de correo electrónico para obtener el consentimiento de usuarios, de proveedores o de cualquier persona cuya información privada manejen y cumplir, así, con el RGPD.

Seguro que en los últimos días has recibido correos electrónicos mencionando el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). De comercios, otro tipo de empresas, un gimnasio al que estuviste suscrito hace años, un portal de viajes, una ONG con la que colaboraste o proveniente de cualquier tipo de negocio, asociación o entidad que tenga información personal sobre ti o sobre cualquier otra persona. Lo hacen en cumplimiento de la nueva normativa comunitaria que entró en vigor el pasado 25 de mayo.

El contenido incluye en todos los casos dos modelos: o bien te transmiten un simple cambio en las políticas de protección de datos -lo que no requiere contestación alguna por tu parte- o bien te piden tu consentimiento para continuar con sus envíos de información, publicidad o propaganda, que implica una respuesta afirmativa o negativa desde tu persona.

Pymes y autónomos ante el RGPD

¿Qué ocurre si en vez del receptor de los emails -como consumidor o usuario- eres el emisor porque tienes un negocio y te diriges a clientes, proveedores o contactos cuyos datos personales gestiones? ¿Cuál de los dos modelos de correo electrónico es el correcto? Pues la respuesta es que ambos lo son, ya que depende de la interpretación que hagas del RGPD. Efectivamente, la nueva normativa comunitaria exige que cuentes con el consentimiento expreso para contactar con cualquiera de los grupos citados. De ahí que muchas de las organizaciones que manejan datos personales pidan tu aprobación o renovación para continuar mandándote correos.

¿Implica entonces que las otras no cumplen correctamente? No necesariamente, ya que esas entidades interpretan que ya te solicitaron tu consentimiento en su día y, mientras esa petición cumpla con los requisitos de la nueva normativa comunitaria, sigue siendo válido.

Como consecuencia, la clave está en la forma en que contactaste la primera vez con el cliente, usuario o cualquiera del que tengas su información privada. ¿Puede colegirse que solicitaste el consentimiento para manejar sus datos? Por supuesto, ante la duda, opta por el segundo modelo de correo electrónico y pide de nuevo el permiso correspondiente. De este modo te asegurarás empezar con buen pie en el cumplimiento del RGPD.

¿Quieres dejar un comentario?