INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

¿Qué pueden hacer autónomos y profesionales antes de que acabe 2017 para pagar menos IRPF el año que viene? (I)

26.12.2017

Autor: Javier Moronatti

Temática: Fiscalidad

Descubre varios trucos legales para recortar la factura fiscal en la declaración de la renta que se presenta en la primavera de 2018, aunque corresponda al ejercicio en curso.

El final del ejercicio está a escasas semanas de ser un hecho. Sin embargo, todavía hay tiempo para efectuar determinadas maniobras legales que permitan recortar la factura fiscal. En lo que se refiere a los trabajadores autónomos y a los profesionales, esas acciones deben centrarse especialmente en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

Cómo ahorrar en el IRPF

Con el objetivo precisamente de pagar menos impuestos en la declaración de la renta correspondiente a 2017 -que se abonará en la primavera del ejercicio siguiente-, desde el Registro de Economistas Asesores Fiscales y el Registro General de Asesores Fiscales, fusionados en el REAF-REGAF como órgano especializado del Consejo General de Economistas, aportan las siguientes recomendaciones.

Deducciones en los gastos de los autónomos

Si se trata de un empresario o un profesional que trabaja desde casa, podrá desgravarse el desembolso de titularidad del inmueble en proporción a los metros cuadrados que aquél destine a la actividad laboral, como son el impuesto sobre bienes e inmuebles (IBI), la comunidad de vecinos o las tasas, entre otros.

Asimismo, el trabajador por cuenta propia podrá deducir un porcentaje, según el tiempo que destine al desarrollo de la actividad, de la parte de la vivienda utilizada en la misma sobre los gastos de suministros como Internet, luz, agua o calefacción. En 2018, la ley fija ese porcentaje en el 30% para evitar litigiosidad.

Desgravarse el dispendio por viajes

En el caso de un empresario o un profesional que se desplaza por motivos de trabajo fuera del domicilio de la actividad y se tiene que pagar la manutención, podrá deducirse ese gasto siempre que esté justificado por factura y sea necesario. No obstante, a partir de 2018 esos desembolsos podrán deducirse con los límites establecidos para las dietas exceptuadas de gravamen y que se paguen con tarjeta.

Continúa.

¿Quieres dejar un comentario?