INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

¿Qué tipos de préstamos existen para autónomos?

09.05.2018

Autor: Javier Moronatti

Temática: Finanzas

Descubre los créditos que la banca ofrece de manera específica para trabajadores por cuenta propia.

La financiación, siempre la financiación. Ya sea para emprendedores, pequeñas y medianas empresas o autónomos. Si estás en este último grupo, te conviene conocer los tipos de préstamos que existen para profesionales por cuenta propia. Según la recopilación hecha por el portal HelpMyCash, son los siguientes:

– Préstamos específicos. Resulta de lo más habitual que un autónomo requiera un cierto montante para iniciar un proyecto. Si es así, la banca ofrece numerosos y variados productos adaptados a las necesidades de pymes y profesionales por cuenta propia. Suelen tener un interés más bajo que el de los préstamos personales y un plazo de devolución mayor.

– Préstamos personales para autónomos. “Si queremos financiar un proyecto de nuestra vida privada, como la compra de un vehículo familiar o una reforma en nuestra casa, estos créditos nos permitirán obtener la financiación adecuada. Cuando los obtenemos, recibiremos el capital en nuestra cuenta corriente y tendremos que devolverlo en cuotas mensuales con un coste medio del 8,12 % TAE -tasa anual equivalente-, según datos del Banco de España”, señalan desde el citado portal.

– Líneas de crédito. A diferencia de los anteriores, el dinero prestado será puesto a disposición del cliente en una cuenta aparte de la que podrá extraer efectivo cuando lo desee. Así, sólo habrá que pagar los intereses del capital que se utilice (desde el 2% anual).

– Minicréditos y créditos rápidos. Se trata de capital privado que nos permite obtener efectivo velozmente en caso de que tengamos que afrontar un pago urgente, como una factura más alta de lo habitual o la reparación de una avería. Estos productos tienen un precio más alto, dada la velocidad del servicio y los pocos requisitos que exigen”, explican desde HelpMyCash.

– Préstamos con garantía hipotecaria. Tras depositar un inmueble como aval de pago, del que debes ser propietario, podrás obtener importantes cuantías de dinero para relanzar proyectos.

– Adelanto de subvenciones públicas. Las ayudas tardan a veces en materializarse, aunque estén concedidas. En esa tesitura, este producto financiero puede ser útil.

– Préstamos P2P. En estas operaciones se ponen frente a frente profesionales inversores con empresarios o emprendedores que necesitan financiación.

¿Quieres dejar un comentario?