Tareas que hacer en la pyme antes de las vacaciones (II)

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

Tareas que hacer en la pyme antes de las vacaciones (II)

03.08.2017

Autor: Javier Moronatti

Temática: Gestión

Claves para que la empresa siga funcionando con normalidad durante el verano.

Aunque deseadas tanto por los responsables o los dueños de la empresa como por los empleados de la misma, las vacaciones de verano entrañan un cierto riesgo para el negocio, en especial para la pyme, puesto que cuenta con menos recursos que las grandes compañías.

Por ello, conviene tener en cuenta los consejos que ya en una entrada anterior  aportaban desde RB Ruiz Beato Abogados, que deben llevarse a cabo en la empresa antes de irse de veraneo y que se complementan con los que figuran a continuación.

– Organizar los pagos y los cobros. El hecho de que gran parte de los trabajadores apueste por agosto para disfrutar de sus vacaciones no significa dejar de atender las obligaciones y compromisos que cada empresa haya adquirido. Así, hay que dejar, antes de iniciar las mismas, instrucciones adecuadas para que durante dicho periodo no se incurra en situaciones de morosidad al desatender, por ejemplo, a los proveedores. De la misma manera, tampoco hay que dejar de cobrar cantidades ya facturadas, sobre todo al considerar que a la vuelta de las vacaciones, tras lo gastado y la disminución de ingresos por menor actividad, serán seguramente de muchísima utilidad para reactivar el negocio.

– Culminar las negociaciones pendientes. Desde un punto de vista estratégico, resulta conveniente zanjar cualquier asunto abierto y que pueda ser objeto de resolución. Además de dejar los deberes hechos, el empresario o gerente podrá desconectar al no ser interrumpido constantemente.

“Más vale disfrutar de periodos de tiempo intermitentes que irse una larga temporada con la maleta, el ordenador, la tableta, el móvil y el correo incorporado. No olvides dejar un mensaje automático que comunique a quien te envíe un correo que estás ausente o en periodo vacacional y si puede redireccionar los mismos a otro trabajador, que en todo caso te pueda llamar si realmente se trata de algo trascendente o de urgencia”, afirman desde RB Ruiz Beato Abogados.

– Organizar los cambios. “Muchas empresas aprovechan el periodo de vacaciones para realizar cambios, desde reformas en la oficina o traslados hasta reestructuración de personal o nuevos emprendimientos. Posiblemente sea la mejor época para poder llevarlos a cabo, dedicarles tiempo y pensar sobre futuras decisiones, pero hay que tener en cuenta que dichos cambios deben haberse realizado antes de la vuelta de vacaciones o, al menos, que las decisiones hayan sido tomadas con anterioridad a la reincorporación. Así la actividad de la compañía no se verá afectada con el inicio del trabajo habitual”, concluyen.

 

¿Quieres dejar un comentario?