INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

Análisis

¿Tienen sentido hoy las rebajas?

12.02.2019

Autor: Javier Moronatti

Temática: Ventas

El auge del comercio electrónico y las ofertas continuas provocan que el cliente haya cambiado sus hábitos de consumo y que los márgenes del comercio de proximidad se desplomen.

La fiebre de las rebajas aparece como un recuerdo cada vez más lejano. Aquellas largas colas a las puertas de las grandes superficies, y hasta los empujones al entrar, apenas se ven hoy en día. El panorama ha cambiado, de hecho, de forma considerable. Tanto, que no resulta descabellado plantear si las tradicionales rebajas posteriores a la Navidad tienen sentido. Para el pequeño comercio, aunque en la mayoría de los casos continuar manteniendo esos descuentos, se diría que ya no, que no le merece la pena seguir en esa huida hacia adelante tras la estela de las compañías de mayor tamaño.

En lo que se refiere a este año, cierto es que hubo una gran afluencia de consumidores a las tiendas el pasado 7 de enero, día que casi todos los comerciantes escogieron para empezar de forma oficial las rebajas. Además, fue festivo en muchas comunidades. Sin embargo, la valoración de los comerciantes es de “unas rebajas tibias, que no cumplen las expectativas, con escaso interés y ventas discretas como principales notas dominantes”.

El pequeño comercio, el más perjudicado

Mientras las grandes cadenas pueden aguantar el tirón apoyándose en un importante volumen de ventas, no ocurre lo mismo con los competidores que cuentan con menos recursos. “El pequeño y mediano comercio se ve arrastrado a adherirse a las rebajas a costa de una fuerte reducción de márgenes; las pymes no pueden seguir el ritmo de otros formatos y ya estamos viendo las consecuencias”, explica el presidente de la Conferencia Española de Comercio (CEC), Manuel García-Izquierdo.

El Black Friday y el Cyber Monday

Esa falta de rentabilidad tiene dos motivos fundamentales: el auge del comercio electrónico y los descuentos permanentes, que han generado un profundo cambio en los hábitos del consumidor. Al revés de lo que hizo durante años, ahora ya ni siquiera ahorra para las rebajas de Navidad. Al tener ofertas casi en todo momento y otras oportunidades como el Black Friday o el Cyber Monday, no le merece la pena esperar a las rebajas.

“De hecho, muchos comerciantes tenían ya descuentos en sus establecimientos en las semanas previas, restando así impacto al efecto llamada de las rebajas y diluyendo, incluso, las ventas de la campaña navideña”, agrega el máximo responsable de la CEC.

Ante ese cúmulo de circunstancias, no sería de extrañar que, con el tiempo, las rebajas de enero quedasen más bien para las grandes compañías, bajándose del tren el pequeño comercio, al que, de seguir así, esa campaña de descuentos dejará de resultarle rentable.

¿Quieres dejar un comentario?