Entrevista a Karel Escobar, CEO de Tetuan Valley

INICIAR SESIÓN

¿Olvidé mi contraseña?

Si no tienes cuenta en BASEPYME registrarme

cerrar

REGISTRARSE

Datos de usuario


He leído y acepto las condiciones legales.

* Campos obligatorios

Amplia el formulario para registrar ahora tu empresa en BASEPYME

Introduce una palabra o frase a modo de clave. La deberán utilizar los empleados para certificar su pertenencia a la empresa, desde la sección "Empresa" de su perfil de usuario.

En la sección "Empresa" de tu perfil de usuario puedes completar datos adicionales de tu empresa, como enlaces a redes sociales, logotipo, vídeo corporativo, etc.

Si ya tienes cuenta en BASEPYME iniciar sesión

cerrar

OLVIDÉ MI CONTRASEÑA

cerrar

En primera persona

Entrevista a Karel Escobar, CEO de Tetuan Valley

14.07.2017

Temática: Innovación

“El 70% de las startups que participan en nuestro programa continúa activa un año después de graduarse”

El consejero delegado de Tetuan Valley está profesionalmente entregado a promover la actividad emprendedora. A pesar de su evidente juventud, acumula una intensa experiencia en este campo, ya que desde la startup school que lidera ya han organizado más de una docena de programas de formación a escala nacional, por los que han pasado 450 alumnos y de los que sobreviven 60 pymes. También ha impartido clases de generación de modelos de negocio y lean startup. Con estudios en administración y dirección de empresas, en marketing y ventas internacionales, y en la generación de ideas a través de talleres utilizando la metodología de design thinking (formación que obtuvo en la Universidad de Stanford), Karel Escobar está centrado en el desarrollo de planes de emprendimiento y de innovación abierta en empresas, ayudando a impulsar proyectos durante sus primeros meses de andadura, en especial aquellos procedentes del ámbito universitario. Antes de incorporarse a Tetuan Valley, además de trabajar en el sector del marketing on line, tuvo varias experiencias internacionales. Al ser cuestionado por las características más relevantes que debe tener un emprendedor, lo tiene claro: “Debe contar con una idea y un equipo, así como muchas ganas de aprender y de devolver a la comunidad lo aprendido”. Te invitamos a conocer en las próximas líneas a Karel Escobar, CEO de Tetuan Valley.

¿En qué consiste la labor de una preaceleradora, como es Tetuan Valley, y en qué se diferencia respecto a una aceleradora al uso?

Tetuan Valley organiza programas de emprendimiento a varios niveles, tanto inspiracionales en ámbitos universitarios como proyectos más consolidados con programas en Madrid y otros sitios de España. También trabajamos con empresas en sus iniciativas de trabajo con startups y en actividades de intraemprendimiento. Nuestra preaceleradora o Startup School está especialmente enfocada en proyectos que están en su primer año de vida. Ayudamos a los equipos a definir su propuesta de valor, validar sus productos y en el desarrollo técnico de sus startups. Nos distinguimos de otras aceleradoras en varios aspectos:

– El carácter técnico de los equipos, ya que sólo aceptamos equipos que tengan habilidades técnicas.

– El programa se desarrolla en inglés. De esta forma podemos acoger equipos extranjeros en nuestro programa. Esta cuestión es de especial relevancia, ya que en Madrid hay una gran presencia de profesionales extranjeros que pueden participar en nuestros programas.

– Fuerte comunidad, que tiene una gran presencia a lo largo de todo el programa, ayudando a los nuevos equipos. En la última edición de nuestro programa participaron hasta 100 alumni a lo largo del proceso.

¿Cómo funciona la preaceleradora o Startup School, qué se enseña en ella, quién lo hace y quién puede entrar como alumno?

Enseñamos a los equipos participantes a validar y descubrir su propuesta de valor, a pensar cuál puede ser su modelo de negocio. También a desarrollar técnicamente esa solución y, para terminar, que conozcan aspectos legales y de financiación de sus proyectos. Este programa tiene dos meses de duración: los equipos asisten a sesiones una vez por semana y, una vez finalizadas, los participantes trabajan en sus proyectos y tienen que mostrar su evolución en las siguientes sesiones. Pueden entrar aquellos equipos que quieran desarrollar un producto tecnológico, y estamos prestando especial interés a los proyectos que surgen de inteligencia artificial, realidad virtual e Internet de las cosas, ya que creemos que, aunque hay gran expectación y literatura sobre estos temas, aún no existe un programa que ofrezca formación específica en estos verticales tecnológicos.

¿Cuántos alumnos ha tenido y tiene hoy la Startup School, y cuántos mentores y/o profesores?

Por nuestros programas de Madrid, Barcelona, Asturias, Cáceres, Córdoba y Málaga han pasado ya más de 450 alumnos. De los cuales, en la actualidad, tenemos unas 60 startups activas. En cuanto a los mentores, podemos contar con unos 50. También cabe destacar la presencia de mentores extranjeros que han participado en nuestros programas gracias a nuestra colaboración con Nomadic Mentors. Aunque la métrica que más consideramos de éxito es el porcentaje de participantes que trabaja con nosotros en las siguientes ediciones de nuestro programa. Así, en torno a un 70% de los participantes de una edición participa activamente en la organización de la siguiente.

¿Cómo surgió Tetuan Valley, con qué objetivo y qué nicho aspiraba a cubrir? ¿Con qué apoyos contaron y con cuáles cuentan en la actualidad?

Surgió a raíz de una necesidad no cubierta, como era ofrecer un programa de formación en productos tecnológicos. Había varios programas de emprendimiento, pero no enseñaban este tipo de iniciativas en concreto. Queríamos cubrir ese gap que existe en el fomento de creación de empresas tecnológicas en Internet en España. En su momento Tetuan Valley contó con el apoyo del fondo Okuri Ventures y, desde hace tres años, funciona como asociación. Contamos con el apoyo de varias empresas con las que trabajamos en diferentes líneas de innovación y con programas de emprendimiento a nivel universitario. También participamos dentro de la iniciativa Erasmus para Jóvenes Emprendedores, que nos permite el intercambio de emprendedores entre países europeos.

¿Con qué debe contar un emprendedor para acudir a Tetuan Valley, basta con que tenga una idea? ¿Existe un proceso de selección muy exhaustivo para aceptar a unos o a otros?

Debe contar con una idea y un equipo, así como muchas ganas de aprender y de devolver a la comunidad lo aprendido. El proceso, debido al formato del programa, es bastante exhaustivo: recibimos en torno a 80 solicitudes y sólo 10 pueden formar parte del programa.

Podemos dar pistas sobre nuestros criterios de selección:

– Equipo cohesionado y con carácter emprendedor, que se vea la capacidad de ejecución del equipo y que cuenta con las habilidades necesarias para llevarlas al mercado

– Que tengan la capacidad de escuchar y, en determinados casos, de pivotar, si la ocasión lo requiere

– Ganas de entrar en Tetuan Valley, aprovechar al máximo el programa y formar parte de la comunidad de emprendedores y tecnología que se forma cuando se gradúan.

Una de las ‘preguntas del millón’ que seguro le habrán hecho más de una vez. ¿Qué debe tener un proyecto empresarial para triunfar?

Una equipo equilibrado y una gran capacidad de ejecución y de esfuerzo. También es muy importante la capacidad de aprender y de mejora continua para ir adaptando los productos a las necesidades reales de los usuarios y/o clientes

Otra cuestión clásica, ¿qué consejo le daría a alguien que crea tener una buena idea empresarial?

Por norma general la idea no vale nada sin la implementación. En Tetuan Valley recibimos ideas muy similares varias veces al año, es la capacidad de ejecución, conocimiento del sector, tu madera como emprendedor lo que marca la diferencia entre pasar de tener una idea a un modelo de negocio sostenible.

– Luis Martín Cabiedes, considerado uno de los business angels más importantes de España, aseguró en basepyme sobre la incertidumbre que no todo el mundo sirve para ser emprendedor, especialmente por la convivencia con el riesgo que implica. ¿Comparte esa visión? ¿Qué cree que necesita tener un emprendedor para conseguir salir al mercado con su idea y, lo que es más complicado, mantenerse y lograr rentabilidad?

Sin duda, ser emprendedor no significa ser el que más trabaja (aunque sí tienes que estar entre los que más trabajan), pero ser capaz de vivir en un ambiente de incertidumbre constante, de no dormirte en los laureles cuando consigues algún hito y no creer que tu proyecto no tiene futuro cuando algo malo pasa. Si no tienes esta capacidad, puede que te afecte demasiado el precio de ser emprendedor y quizás lo mejor será unirte a un proyecto ya en marcha y ayudar a hacerlo más grande

¿Cree que hay una cultura empresarial y de emprendimiento en España similar a la que existe, por ejemplo, en los EEUU o en el resto de la UE? ¿Qué nota le pone a la cultura emprendedora en España?

La cultura emprendedora en España aún tiene un gran camino por recorrer. Empezando por el sistema educativo y universitario, en el que tienen que tener una mayor presencia tanto las habilidades técnicas como el pensamiento emprendedor. Ésto nos ayudará a desarrollar nuevos proyectos en todos los ámbitos de nuestra vida. También es relevante que el círculo cercano del emprendedor entienda la importancia del proyecto y lo apoye. En otros países europeos se nota la diferencia: recuerdo durante mi estancia en Dinamarca, cuando estaba en la universidad, desde el primer curso te dan pistas y ayudas en caso de que quieras montar tu proyecto. Algo que no ocurrió en las universidades en las que estuve en España. Se nota la evolución que ha habido en los últimos años, pero aún nos queda mucho camino por recorrer.

¿Quieres dejar un comentario?